A

B

C

D

M

X

Y

Z

ABCDMXYZ

H

Habitabilidad

  • podcast

  • texto

  • entrevista

  • referencia

Adrián Baltierra

2020

La idea de la "habitabilidad" ha estado vinculada como "fin", y por tanto "esencia" del entorno construido. En relación con la ciudad, supone que ésta tiene como característica ser "habitable", lo cual implica una actitud estática con relación al "fenómeno del habitar". Más que hablar de la "habitabilidad de la ciudad" habría que referirse al fenómeno del "habitar en la ciudad". Esto implica reconocer las relaciones de significación, apropiación, transformación, permanencia o adaptación que se dan entre las personas (ciudadanos), su experiencia espacio-temporal (habitar) y el entorno construido (ciudad); con el sentido de preservar y continuar su existencia.

Pensar la ciudad a partir del "habitar" implica involucrarse para hacer, de un entorno que ha sido construido, un lugar "habitado". Así, "habitar" implica tener una disposición activa, en tanto seres humanos que, al desenvolver cotidianamente una experiencia espacio-temporal en los lugares, podemos permanecer, significar, adaptar y transformar el entorno construido. "Habitamos", "habitando" la ciudad y ello lo hacemos de diferente manera a lo largo de nuestra existencia. Al desenvolver el "habitar", en su relación con la ciudad, los lugares que se nos aparecen como extraños se vuelven, con el tiempo, nuestros.

Adrián Baltierra

2020

La idea de la "habitabilidad" ha estado vinculada como "fin", y por tanto "esencia" del entorno construido. En relación con la ciudad, supone que ésta tiene como característica ser "habitable", lo cual implica una actitud estática con relación al "fenómeno del habitar". Más que hablar de la "habitabilidad de la ciudad" habría que referirse al fenómeno del "habitar en la ciudad". Esto implica reconocer las relaciones de significación, apropiación, transformación, permanencia o adaptación que se dan entre las personas (ciudadanos), su experiencia espacio-temporal (habitar) y el entorno construido (ciudad); con el sentido de preservar y continuar su existencia.

Pensar la ciudad a partir del "habitar" implica involucrarse para hacer, de un entorno que ha sido construido, un lugar "habitado". Así, "habitar" implica tener una disposición activa, en tanto seres humanos que, al desenvolver cotidianamente una experiencia espacio-temporal en los lugares, podemos permanecer, significar, adaptar y transformar el entorno construido. "Habitamos", "habitando" la ciudad y ello lo hacemos de diferente manera a lo largo de nuestra existencia. Al desenvolver el "habitar", en su relación con la ciudad, los lugares que se nos aparecen como extraños se vuelven, con el tiempo, nuestros.