A

B

C

D

M

X

Y

Z

ABCDMXYZ

P

Población

  • podcast

  • texto

  • entrevista

  • referencia

Ruth Pérez

2020

(POBLACIÓN CALLEJERA) Los términos para designar a las personas que viven en la calle han sido diversos: "gente de la calle", "personas en situación de calle", "indigentes", "vagabundos" y "sin techo" son algunos ejemplos. El concepto de población callejera, acuñado por la asociación civil El Caracol, busca romper con el estigma hacia las personas que viven en la calle, reconociéndolas como sujetos de derechos y actores de cambio.

Esta población tiene una clara identidad de grupo y un sentimiento de pertenencia a la calle afianzado con la construcción de una red social amplia a la cual se recurre en caso de necesidad (comerciantes informales, vecinos, educadores de centros de atención, compañeros de la calle, asistentes sociales, religiosos, etcétera); que usan los centros de día y casas hogar para atender sus necesidades primarias; que han desarrollado estrategias de subsistencia explotando recursos aprovechables en la calle; que consumen sustancias psicotrópicas que desempeñan una función lúdica e identitaria importante; que frente a la violencia, discriminación y exclusión social, desarrollan dinámicas de socialización y formas alternativas de integración social, actividades económicas y prácticas sociales y espaciales informales, y se apropian del espacio público desarrollando normas y valores asociados a las dinámicas que se dan en la propia calle.

Lorena Sicilia

2020

(POBLACIÓN FLOTANTE) La Población flotante son aquellos individuos o grupos de personas que se caracterizan por tener una movilidad activa. Transitan ya sea de manera recurrente u ocasional de un punto a otro de la ciudad para llevar a cabo actividades, económicas, educativas, de salud o de recreación en un lugar de la ciudad distinto de su hogar.

En otras palabras, es la transferencia de habitantes de un barrio a otro que, a lo largo del día y la noche, dotan al lugar al que viajan de características particulares y lo bañan de una energía distinta al que normalmente tiene sin la presencia de estos nómadas.

Ciudad de México cada día experimenta esta movilidad de población en su centro histórico y en diversos barrios; en la relación estrecha que mantiene con el Estado de México que expulsa a su población a trabajar en la capital por la mañana y la regresa por la noche para dormir en algún municipio de la zona metropolitana.

Ruth Pérez

2020

(POBLACIÓN CALLEJERA) Los términos para designar a las personas que viven en la calle han sido diversos: "gente de la calle", "personas en situación de calle", "indigentes", "vagabundos" y "sin techo" son algunos ejemplos. El concepto de población callejera, acuñado por la asociación civil El Caracol, busca romper con el estigma hacia las personas que viven en la calle, reconociéndolas como sujetos de derechos y actores de cambio.

Esta población tiene una clara identidad de grupo y un sentimiento de pertenencia a la calle afianzado con la construcción de una red social amplia a la cual se recurre en caso de necesidad (comerciantes informales, vecinos, educadores de centros de atención, compañeros de la calle, asistentes sociales, religiosos, etcétera); que usan los centros de día y casas hogar para atender sus necesidades primarias; que han desarrollado estrategias de subsistencia explotando recursos aprovechables en la calle; que consumen sustancias psicotrópicas que desempeñan una función lúdica e identitaria importante; que frente a la violencia, discriminación y exclusión social, desarrollan dinámicas de socialización y formas alternativas de integración social, actividades económicas y prácticas sociales y espaciales informales, y se apropian del espacio público desarrollando normas y valores asociados a las dinámicas que se dan en la propia calle.

Lorena Sicilia

2020

(POBLACIÓN FLOTANTE) La Población flotante son aquellos individuos o grupos de personas que se caracterizan por tener una movilidad activa. Transitan ya sea de manera recurrente u ocasional de un punto a otro de la ciudad para llevar a cabo actividades, económicas, educativas, de salud o de recreación en un lugar de la ciudad distinto de su hogar.

En otras palabras, es la transferencia de habitantes de un barrio a otro que, a lo largo del día y la noche, dotan al lugar al que viajan de características particulares y lo bañan de una energía distinta al que normalmente tiene sin la presencia de estos nómadas.

Ciudad de México cada día experimenta esta movilidad de población en su centro histórico y en diversos barrios; en la relación estrecha que mantiene con el Estado de México que expulsa a su población a trabajar en la capital por la mañana y la regresa por la noche para dormir en algún municipio de la zona metropolitana.