A

B

C

D

M

X

Y

Z

ABCDMXYZ

M

Movilidad

  • podcast

  • texto

  • entrevista

  • referencia

Karina Licea

2020

(MOVILIDAD ALTERNATIVA) El concepto de movilidad alternativa es un conjunto de acciones destinadas a la población de una ciudad, enfocadas en evitar —cambiar— y mejorar, las cuales, a través de los desplazamientos pretenden maximizar la movilidad de habitantes, reducir las emisiones, mejorar la salud y por lo tanto incrementar la calidad de vida de sus habitantes. La diferencia entre el transporte y la movilidad radica en la distinción de mover vehículos contra individuos facilitando su acceso. En Ciudad de México se han implementado los autobuses de tránsito rápido como transporte masivo de bajo costo, también como nuevas alternativas han surgido los teleféricos, los cuales han facilitado la accesibilidad de habitantes de barrancas o zonas de difícil acceso. Por otro lado, las disrupciones desde el sector privado son muy valiosas destacando los servicios de transporte compartido bajo demanda o los nuevos sistemas de micromovilidad de bicicletas y/o patines compartidos. En la movilidad activa destacan proyectos como Ecobici que es un sistema de bicicletas públicas, los bicitaxis que operan en el Zócalo e infraestructura para facilitar la movilidad no motorizada como es la recuperación de espacio público, ensanchamiento de banquetas y la construcción de ciclovías.

Bernardo Baranda

2020

(MOVILIDAD COMPARTIDA) La Movilidad compartida es la aplicación de la economía compartida al ámbito del transporte. Es decir, que los individuos o empresas compartan sus bienes, en este caso vehículos con otras personas que necesitan hacer un uso temporal de estos. Los vehículos pueden ser bicicletas, scooters, autos, camionetas o cualquier otro que pueda ser rentado por usuarios a través de aplicaciones móviles. Esto es relevante para Ciudad de México y otras ciudades porque hace posible la movilidad sin que necesariamente sea dueño del vehículo, además de ahorros potenciales en el espacio ocupado y emisiones por pasajero transportado.

Gonzalo Peón

2020

(MOVILIDAD INTELIGENTE) Soluciones de movilidad basadas en tecnologías de la información y la comunicación que permiten a autoridades y operadores de transporte integrar, monitorear, controlar y planear los servicios de movilidad de manera más eficiente; y, a las personas usuarias, planear y gestionar sus viajes con mayor certeza. Esto mediante el aprovechamiento de los datos generados, tanto por las personas usuarias, como abordajes, destinos, rutas, entre otros. Asimismo, los generados por los sistemas de transporte, como consumo energético, velocidad, siniestralidad. En Ciudad de México se emplean soluciones de movilidad inteligente para predecir la demanda en las estaciones del sistema de bicicletas compartidas Ecobici.

Estas soluciones están dirigidas a los tres tipos de actores identificados en el ecosistema de movilidad: personas usuarias, empresas operadoras de servicios de transporte y autoridades. El ciclo virtuoso se completa con beneficios generalizados que pueden ser medidos en reducción de emisiones de gases contaminantes o en reducciones en siniestros de tránsito. Pero la escasa o nula alineación de las soluciones con objetivos de política pública puede desequilibrar los beneficios, especialmente para los ciudadanos o el gobierno en favor de los intereses comerciales.

Karina Licea

2020

(MOVILIDAD ALTERNATIVA) El concepto de movilidad alternativa es un conjunto de acciones destinadas a la población de una ciudad, enfocadas en evitar —cambiar— y mejorar, las cuales, a través de los desplazamientos pretenden maximizar la movilidad de habitantes, reducir las emisiones, mejorar la salud y por lo tanto incrementar la calidad de vida de sus habitantes. La diferencia entre el transporte y la movilidad radica en la distinción de mover vehículos contra individuos facilitando su acceso. En Ciudad de México se han implementado los autobuses de tránsito rápido como transporte masivo de bajo costo, también como nuevas alternativas han surgido los teleféricos, los cuales han facilitado la accesibilidad de habitantes de barrancas o zonas de difícil acceso. Por otro lado, las disrupciones desde el sector privado son muy valiosas destacando los servicios de transporte compartido bajo demanda o los nuevos sistemas de micromovilidad de bicicletas y/o patines compartidos. En la movilidad activa destacan proyectos como Ecobici que es un sistema de bicicletas públicas, los bicitaxis que operan en el Zócalo e infraestructura para facilitar la movilidad no motorizada como es la recuperación de espacio público, ensanchamiento de banquetas y la construcción de ciclovías.

Bernardo Baranda

2020

(MOVILIDAD COMPARTIDA) La Movilidad compartida es la aplicación de la economía compartida al ámbito del transporte. Es decir, que los individuos o empresas compartan sus bienes, en este caso vehículos con otras personas que necesitan hacer un uso temporal de estos. Los vehículos pueden ser bicicletas, scooters, autos, camionetas o cualquier otro que pueda ser rentado por usuarios a través de aplicaciones móviles. Esto es relevante para Ciudad de México y otras ciudades porque hace posible la movilidad sin que necesariamente sea dueño del vehículo, además de ahorros potenciales en el espacio ocupado y emisiones por pasajero transportado.

Gonzalo Peón

2020

(MOVILIDAD INTELIGENTE) Soluciones de movilidad basadas en tecnologías de la información y la comunicación que permiten a autoridades y operadores de transporte integrar, monitorear, controlar y planear los servicios de movilidad de manera más eficiente; y, a las personas usuarias, planear y gestionar sus viajes con mayor certeza. Esto mediante el aprovechamiento de los datos generados, tanto por las personas usuarias, como abordajes, destinos, rutas, entre otros. Asimismo, los generados por los sistemas de transporte, como consumo energético, velocidad, siniestralidad. En Ciudad de México se emplean soluciones de movilidad inteligente para predecir la demanda en las estaciones del sistema de bicicletas compartidas Ecobici.

Estas soluciones están dirigidas a los tres tipos de actores identificados en el ecosistema de movilidad: personas usuarias, empresas operadoras de servicios de transporte y autoridades. El ciclo virtuoso se completa con beneficios generalizados que pueden ser medidos en reducción de emisiones de gases contaminantes o en reducciones en siniestros de tránsito. Pero la escasa o nula alineación de las soluciones con objetivos de política pública puede desequilibrar los beneficios, especialmente para los ciudadanos o el gobierno en favor de los intereses comerciales.